Neuquén “en terapia intensiva”: el coronavirus jaquea el empleo, los ingresos y la deuda

por admin

En el anterior informe analizamos la situación a nivel nacional del empleo, los ingresos y la pobreza. El colapso del nivel de actividad en el segundo trimestre fue acompañado de una destrucción de 4 millones de puestos de trabajo (entre formales e informales), acompañado por una reducción simultánea del 25% en los ingresos de las personas. Esa combinación (menor empleo y menores ingresos) provocó un incremento de la pobreza llevándolo a niveles del 41% para el primer semestre del año.

¿Qué sucedió a nivel provincial? Veamos los datos oficiales provistos por el INDEC y el Ministerio de Trabajo de la Nación. Según el Ministerio de Trabajo de la Nación, de acuerdo a los datos de los aportes realizados en el Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), el empleo registrado de los asalariados privados cayó a nivel nacional un 3,6% entre marzo y julio de 2020. A nivel provincial la contracción fue, en el mismo período, del 10,8%.

Así, Neuquén, según la misma fuente, fue la segunda provincia en términos de pérdida de empleo privado asalariado formal después de La Rioja (-21,7%). Recordemos que entre abril de 2018 (cuando comenzó la “corrida” cambiaria en el país) hasta marzo de 2020 la provincia de Neuquén había sido la provincia que más empleo asalariado privado había creado, en términos relativos, con un incremento acumulado del 6,2%.

Dado que desde que se inició la cuarentena en el país se implementó, en el mercado laboral, la doble indemnización y la prohibición de despidos sin causa justa, suponemos que todos los empleos perdidos son consecuencia de acuerdos voluntarios de desvinculación y cierres de empresas.

Las estimaciones propias nos dan que, entre el primero y el segundo trimestre del 2020, el empleo total en la provincia disminuyó en cerca de 54 mil personas. Veamos cómo llegamos a dichas cifras:

Según los datos del INDEC nuestra estimación es que la población empleada disminuyó en 53.784 personas, entre el I y II trimestres del 2020. Pero no hubo un incremento de la misma magnitud en los desempleados (+15.670) ya que la Población Económicamente Activa disminuyó en 38.512 personas.

Estas casi 40 mil personas perdieron sus empleos pero no mantuvieron activamente la búsqueda de uno nuevo. Si desagregamos a las distintos grupos de empleados la situación es la siguiente:

El promedio trimestral de asalariados privados formales tuvo una variación negativa en unos 9.500 trabajadores, mientras que suponemos que el empleo estatal (trabajadores provinciales y municipales) se mantuvo sin modificaciones. Pero en el resto de las categorías (trabajadores autónomos, monotributistas e informales) hubo una caída de alrededor de 44 mil empleos. En el segundo trimestre del año 1 de cada 5 empleos que existían en el trimestre anterior desapareció. La caída de casi 54 mil empleos en la provincia se explica en un 82% por la reducción de puestos de trabajo en el sector autónomo, monotributista e informal.

Ingresos. El Observatorio de Empleo y Dinámica Empresarial del Ministerio de Trabajo de la Nación publicó los datos de evolución de las remuneraciones al 30 de junio de este año desagregado por actividad. La remuneración promedio de la provincia de Neuquén, para los trabajadores asalariados privados formales, tuvo una retracción nominal del 1,8% entre el primero y segundo trimestres del 2020. Lo cual significa que, en términos reales, hubo una caída del 6,8% en los ingresos promedio en dicho período.

En otras palabras, la masa “salarial” del sector privado asalariado en la provincia tuvo una caída, en términos reales, de casi 7% en el segundo trimestre. Si bien no hay datos disponibles de la evolución de los ingresos de los trabajadores autónomos, monotributistas e informales de la provincia podemos intuir que en el segundo trimestre (período en el cual la cuarentena fue más estricta y la caída de actividad fue mayor) hubo una disminución importante en los ingresos de esos tres grupos de trabajadores.

El único sector que sabemos que no tuvo una quita nominal en los ingresos fue el de los empleados estatales provinciales y municipales. Pero al estar congelados los salarios de este último grupo durante todo el segundo trimestre también se han visto afectados en su poder de compra, como consecuencia de la inflación del 5,5% en el período analizado.

Pobreza. Como habíamos visto en el informe anterior, el INDEC publicó los datos de pobreza para el primer semestre del 2020. A nivel nacional la tasa de pobreza se ubicó casi en 41%, incrementándose en 5,4 puntos porcentuales respecto al segundo semestre del 2019. Así, podemos estimar en unos 18,5 millones de argentinos que se encontraban debajo de la línea de pobreza durante los primeros seis meses de este año (2,5 millones de pobres nuevos respecto al último semestre del año pasado).

En nuestra provincia el aglomerado relevado por la Encuesta Permanente de Hogares es el de Neuquén-Plottier, junto con otros 30 centros urbanos más en todo el país. Esa encuesta es la que permite estimar, entre otras cosas, el nivel de pobreza en dichos centros urbanos cada seis meses.

La pobreza en el principal centro urbano de la provincia se incrementó en casi 9 puntos porcentuales entre el segundo semestre del 2019 y el primero de 2020. En el aglomerado Neuquén-Plottier se alcanzó en el primer semestre de este año a las 115 mil personas en situación de pobreza, cuando en el segundo semestre del año pasado había terminado en 87 mil. Pero si proyectamos la tasa de pobreza del 37,5% a la totalidad de la población neuquina estaríamos con alrededor de 250 mil pobresEsto significa unos 63 mil “nuevos” pobres en el territorio neuquino para los primeros seis meses del año.

La renegociación de la deuda provincial. Finalizada la negociación del canje de deuda soberana llevado a cabo por el Gobierno Nacional a finales de agosto, doce provincias iniciaron sus propios procesos de reestructuración, entre ellas el Estado neuquino. Hasta el momento el gobierno neuquino ha tenido que prorrogar tres veces el plazo de negociación de la deuda. El último plazo vence el próximo 30 de octubre.

Los títulos que integran la negociación son el TICADE y el TIDENEU, por un valor de 700 millones de dólares. Recordemos que en julio el gobierno neuquino había logrado refinanciar tres Letras del Tesoro por casi $5.000 millones, liberando de pagos el año 2020 y escalonando los mismos entre 2021 y 2023.

¿Qué es lo que llevó al gobierno neuquino a iniciar el proceso de canje de deuda? En el primero y segundo trimestre de este año los ingresos por regalías cayeron en términos reales 7% y 44% respectivamente. Además, la recaudación de impuestos provinciales cayó 30% durante los primeros nueve meses del año y la coparticipación lo hizo en 17%. Como consecuencia de esta dinámica, tan sólo durante los primeros seis meses del año Neuquén acumuló un déficit mayor a los 11 mil millones de pesos, es decir 30% superior al de todo el año pasado.

El escenario es complejo teniendo en cuenta el abultado volumen de deuda pública que posee Neuquén. La Provincia se encuentra entre las cinco provincias con mayor stock de deuda pública del país según el Ministerio de Economía y es la que mayor deuda por habitante tiene. En este contexto no es de sorprender que el Gobierno se encuentre intentando reestructurar parte de sus compromisos.

En términos per cápita Neuquén posee 2,5 veces la deuda de Córdoba, casi 3 veces la deuda de Provincia de Buenos Aires y más de 54 veces la deuda de San Luis.

De acuerdo con el Presupuesto de Neuquén aprobado para el año 2020, los desembolsos previstos para este año destinados a cancelar servicios de deuda pública (pagos de capital e intereses) ascenderían a $17.992 millones. En los meses de agosto y noviembre se encuentran los desembolsos más abultados, alcanzando los $3.100 millones y $2.700 respectivamente.

Vale decir que esta previsión fue estimada de acuerdo con las pautas macro fiscales del Presupuesto Nacional. En las mismas se estimaba un dólar promedio anual de $67,1 y para octubre, por ejemplo, un dólar de $72,8.

Como todos sabemos el dólar ha tenido una dinámica distinta y actualmente se encuentra en $83,25 lo que sugiere que los desembolsos sean mayores que lo que se presupuestaron.

En lo que va del año la Provincia ha emitido nuevos títulos, tanto en moneda nacional como en dólares. De acuerdo con el

Presupuesto Ejecutado al 30 de junio de este año, durante los primeros seis meses del año se emitió deuda por $18,3 mil millones y, entre capital e intereses, se han cancelado compromisos financieros por casi $8 mil millones. Es decir que más de $10 mil millones de deuda tomada durante el primer semestre 2020 fue destinada a financiar déficit fiscal.

A lo largo del año el gobierno neuquino también recurrió fuentes de financiamiento extraordinarias tales como la venta de áreas de exploración hidrocarburífera y fondos provenientes de los dividendos hidroeléctricos de Villa El Chocón.

Ante el adverso contexto, el Gobierno Provincia intenta llegar a un acuerdo de reestructuración de una porción de su deuda en dólares que incluye a los títulos TICADE (U$D338 millones), TIDENEU (U$D 366 millones) y al préstamo otorgado por el CREDIT SUISSE por U$D 190 millones.

La primera propuesta por parte del Gobierno fue comunicada el día 10 de agosto ofreciendo nuevos términos para los títulos TICADE y TIDENEU. Posteriormente, el 19 de octubre, se ha mejorado la propuesta para los TICADE.

Conclusiones. La caída en el consumo en la provincia de Neuquén, que se evidencia en el disminuido nivel de facturación de las empresas, tiene varias causas. En primer lugar, la pérdida de aproximadamente 54.000 empleos durante el segundo trimestre (formales e informales)O sea, uno de cada cinco puestos de trabajo ya no existen (-19,3%).

En segundo lugar, la contracción de la “masa” salarial” durante el segundo trimestre de 2020: en el sector asalariado privado estimamos una caída del 7% en términos reales; en el sector público una retracción del 5,5%.

Estos dos factores tuvieron como resultado que durante el primer semestre del año, en comparación con el segundo semestre del 2019, habría unos 63 mil nuevos pobres en la provincia.

La situación financiera de la Provincia del Neuquén es delicada, como consecuencia de la retracción de sus principales fuentes de ingresos. A un déficit fiscal estructural que requiere permanente y creciente endeudamiento en condiciones normales, se le suma una dinámica adicional propia de la pandemia y la cuarentena. Por otro lado, el Gobierno Nacional tampoco ayuda a generar los incentivos suficientes para la reactivación de Vaca Muerta y los desequilibrios macroeconómicos generan efectos negativos sobre la actividad y las inversiones.

El contexto de esta negociación de la deuda pública en dólares de Neuquén se ve condimentada por un reciente comunicado emitido por parte de los tenedores de bonos nacionales canjeados de los grupos Exchange y del Comité de Acreedores: “las medidas políticas adoptadas inmediatamente después de la reestructuración de la deuda han empeorado drásticamente la crisis económica del país”.

En pocos días sabremos si la Provincia logra reestructurar con éxito parte de su deuda, que alivianaría los pagos financieros en los próximos años y permitiría asignar recursos hacia otros destinos del presupuesto.

Pablo Guido (Economista – GPS ECONOMICO) http://agendaeconomica.com.ar/

Noticias Relacionadas