Apoyo genuinamente neuquino a Marcos Acuña luego de la victoria frente a Ecuador.

por admin

Juan Manuel Domínguez era el capitán de aquel equipazo que el Huevo Acuña integró en Don Bosco.

El Pitu Castro uno de los entrenadores que dirigió al zapalino y a los pibes del Barrio que dejaron huella en la popular entidad. Ambos analizan la actuación de anoche del neuquino más famoso y uno de ellos no lo descarta del partido con Bolivia tras dialogar con el volante del Sevilla de España este viernes.

“Para mí cumplió, estuvo bien. Esfuerzo destacado, pudo jugar en el puesto que más le gusta y que ha desarrollado a lo largo de su carrera. Cumple en las dos facetas, tuvo gran despliegue y sobre todo disciplina táctica, que es lo que lo mantiene en el once titular”, explicó a LM Neuquén Domínguez, un profe de educación física muy cercano al crack neuquino.

“Al equipo le faltó dinámica, creación de juego. A los volantes y delanteros les faltó un poco más. Puede ser la falta de entrenamientos, además Ecuador corre mucho y te deja sin espacios”, analizó quien incluso trabajó en Ferro por gestión de Acuña.

Y en el final, tras una reciente charla con Acuña, dejó una primicia. “Me dijo que es una contractura, en estos días le van a hacer kinesio para ablandar, pero ojo que él no se baja del partido con Bolivia. Me adelantó que va a hacer todo lo posible para estar pero dependerá del cuerpo técnico”, aseguró quien a la vez minimizó algunas críticas.

“No le doy tanto interés a eso, un jugador sabe cuando anda bien y cuando mal. Y él es un jugador muy regular, que casi siempre juega bien. No me modifica nada las críticas”, explicó.

Por su parte Castro, en un alto de su arduo trabajo con la ambulancia en Zapala en un momento tan delicado, destacó que su pollo “jugó un partido muy aceptable el Huevo, mucho despliegue y en el lugar que más cómodo le queda. En el primer tiempo hizo un buen partido, faltó que le llegue la pelota en ese sector para hacer diferencia. Salió a presionar mucho”, evaluó la labor de Acuña uno de los técnicos que lo vio dar sus primeros pasos en el fútbol y en su exitosa carrera.

“Yo lo tuve a los 16, me tocó hacerlo jugar en Primera porque se había hecho recambio en el club y él venía de una muy buena quinta división. En 2008 debutó con nosotros contra Petrolero”, recordó con el orgullo a flor de piel.

Su amigo y un Gran DT zapalino bancan a Acuña, ese polifuncional jugador al que le duele todo pero le sobran Huevos y quiere estar en Bolivia. El neuquino está a la altura…

FUENTE: https://www.lmneuquen.com/

Noticias Relacionadas